Punto por punto …
la tarjeta va tomando color mientras te vas familiarizando cada vez más con la Biblia. La idea del grafista Stefan Frei es sencilla y razonable: una tarjeta para raspar, que te ayuda a llevar la cuenta de cuántos libros de la Biblia has escudriñado ya, dándote al mismo tiempo la sensación de estar participando en un concurso. Y qué puedes ganar ? Un conocimiento más profundo de la Biblia, sin someterte a la presión de un plan de lectura y permitiéndote crecer en conocimiento y en espíritu.